Ser un buen anfitrión de té

Ser un buen anfitrión de té

El anfitrión es la persona que tiene invitados a su cargo. Es decir, aquella persona que recibe y se encarga de atender a los mismos. A continuación te compartiré los principales aspectos que debiera cuidar una persona para ser un perfecto anfitrión. Saber atender a nuestros invitados, es la garantía de un éxito en cualquier ámbito de nuestra vida (social, laboral e incluso familiar).

El Lugar:

Tenemos dos lugares principales donde recibir:

1. En casa: Para aquellas ocasiones especiales en que congregamos a un grupo de amigos y personas cercanas a nosotros. Las exigencias aquí suelen ser mayores a la hora de la organización ya que tendremos que encargarnos del menú, el té, la decoración, los aperitivos, etc. O bien, podemos encargarlo a una empresa de catering y a un Sommelier de Té.

2. Fuera de casa: En ocasiones en que por el número de invitados o por el tipo de evento, no podemos o queremos hacerlo en casa. En este caso, las tareas del anfitrión se centran en la atención exclusiva de los invitados, ya que el resto será simplemente realizar dos acciones: elegir y contratar los servicios de un Tea Planner, un Especialista en planificación de Eventos Sociales o Corporativos con Té o un Sommelier de Té.

Las principales funciones de un buen Anfitrión de Té serían:

Recibir. Es decir, estar siempre al cuidado de las personas que llegan, para darles la bienvenida. Saludarles, y conversar unos minutos. No alargarse en la conversación ya que para eso habrá tiempo, y no es correcto tenerles demasiado tiempo en la puerta o en la entrada de cualquier lugar.

Presentar: Durante el desarrollo del evento, los anfitriones se encargarán de presentar a los invitados entre sí. Es una costumbre, no por ello obligatoria, que los caballeros presenten a sus amigos, y las señoras a sus amigas. No obstante, esta costumbre está totalmente liberalizada y se puede obviar perfectamente.

Conversar: Los anfitriones deben estar siempre atentos, para que sus invitados no estén en grupos de silencio. Deberán ser capaces de establecer conversaciones, de introducir temas para abrir una conversación e incluso de ejercer como “moderadores”.

Despedir: Estar siempre atentos para despedir a los invitados que se van, y “sondear” la opinión de los mismos respecto al encuentro. Agradecer su presencia y enviar saludos cordiales a quienes no pudieron asistir. Como dijimos, hay otras muchas facetas de los anfitriones (evitar que falte el té en las tazas de los invitados, servir en algunas ocasiones, etc.

El té es una bebida popular, en casi todo el mundo y puede definirse como la infusión que se hace de las hojas de un arbusto. En China, en Japón y en casi todos los países orientales, la ceremonia del té se conserva según las tradiciones milenarias. En Europa, especialmente en países como Rusia e Inglaterra, es la bebida caliente favorita. Los ingleses acostumbran a tomar té a cualquier hora del día. El conocido té de las 5 (five o´clock tea) es toda una tradición y se llama así porque hace mención de la hora más importante para tomarlo. Lo beben puro, con limón o con leche y se acompaña de galletas o pastas, bollería y pastelería.

Como tantas otras cosas, tomar el té es una tradición milenaria en algunos lugares, con largas ceremonias y comportamientos muy concretos en cada momento.

Es importante que como Anfitrión de Té, puedas planificar el evento con anticipación, creando un estilo para tu evento que se verá reflejado en todos los aspectos que se incluyen, desde las invitaciones, sean estas en formato papel o digital, la ambientación, la musicalización, la vajilla, la decoración de las mesas, el tipo de servicio ( formal o informal, parados/ sentados, en mesas/livings, indoor/outdoor), las hebras y su maridaje, los momentos del encuentro y las bebidas y bocados que se servirán en cada uno de ellos, el personal de asistencia en caso de necesitarlo y las indicaciones que les suministrarás para un servicio correcto y eficaz.

No dejes nada librado al azar. Ponte en contacto con un especialista en Té que te guíe o asista.
En el caso de no contar con ello, solicita asesoramiento e información en tu teashop preferido para la selección de las hebras, su correcta preparación y el maridaje indicado.

También la posibilidad de preparaciones frías con las hebras que has elegido.

En occidente tenemos pequeñas ceremonias a la hora de tomar el té, y en algunos lugares hay que seguir ciertas normas o protocolo, lo que se llama “Etiqueta”, a la hora de sentarse y beber una sencilla taza de té. En la próxima nota te presento algunas “normas” que quizás sea interesante tener en cuenta y aplicar teniendo en cuenta la Etiqueta de un buen Anfitrión de Té.


Claudia G. de Núñez Especialista en Té
Fundadora y Directora de Cre Ar Te