La etiqueta del té – Primera parte

La etiqueta del té – Primera parte

En la nota anterior te conté sobre las funciones de un buen Anfitrión de Té. En esta nota iremos un poco más allá para que no falles en tu servicio y para que puedas elegir la mejor opción a fin de que tu evento con Té sea todo un éxito.

El juego de té está formado por una bandeja, una tetera, un samovar para el agua caliente, una jarra de leche, un azucarero, unas pinzas (si se pone el azúcar en terrones), una cucharita y un colador/ infusor con un recipiente para los residuos de las hojas de té para cada invitado. Este último, se reemplaza por la tetera con infusor incorporado a fin de llevar la preparación lista para servir a cada invitado, en caso de que sea posible. Debido a la gran variedad de modelos y diseños, podemos encontrar juegos de té con más o menos piezas. Los juegos de té se fabrican en diversos materiales, al igual que las vajillas, tales como plata, porcelana, loza, cerámica y barro cocido.

El mantel que cubre la mesa debería ser blanco o de color pastel suave y se admite que tenga algún pequeño bordado, con servilletas a juego. Pueden ser de diversos materiales como algodón, hilo, organdí e incluso fibra (pero de buena calidad).

En cuanto al tamaño del mantel podemos decir que hay mucha variedad pero los más utilizados son tres tamaños:

1.- Cuadrado o de cuatro servicios. Las servilletas suelen ser de 15-16 cms.
2.- Rectangular o de seis servicios. Sus servilletas suelen rondar los 21-22 cms.
3.- Variados, para ocho, doce o dieciocho servicios. Puede ser redondos, cuadrados o rectangulares y sus correspondientes servilletas pueden medir entre un rango de 26 – 30 cms.

Si se cuenta con personal de servicio para servir el té, lo ideal es que lo hagan con algún tipo de uniforme identificatorio y hoy, por protocolo Covid , con guantes descartables. En nuestro país, tomar el té, hasta hace unos años, no tenía por qué ser a las cinco de la tarde, de hecho apenas se tomaba té. En la actualidad está más extendido su consumo, aunque no es una de las bebidas más populares (como el café). Se suele tomar a la hora de la merienda o el desayuno.

Cada servicio debería contar, con su correspondiente taza, su cucharita, su correspondiente servilleta y en función de lo que se sirva, podría ser necesario un tenedor de postre (cuando hay plum-cake, bizcocho o un pastel), un cuchillo (si hay manteca, queso crema o mermeladas), etc. En la mesa deberíamos contar con al menos: la tetera, una jarra para la leche, un azucarero y unas pinzas en el azucarero, si el azúcar está en terrones, un colador para las hojas del té y un plato para la pastelería y para los sándwiches.

Los tres menús clásicos que se suelen servir son:

Full Tea (Té Completo): el té suele acompañarse de sandwiches (los más comunes son de pepino, de huevo, de berro y de salmón ahumado), scones con mermelada, buñuelos, pan de jengibre, bollos, etc.

Royal Tea: sigue la misma línea que el té completo pero además se sirve una copa de champagne o de vino de Jerez.
High Tea: es una verdadera comida entre las 16h y las 18h donde se sirven platos fuertes como pasteles de carne, huevos, quesos y postres. Actualmente en el Reino Unido es una comida familiar e informal alrededor de la mesa de la cocina, pero existen otros lugares, especialmente en Estados Unidos donde denomina una tea party más que una comida.
El Té: Cuando elijas qué té servir ten en cuenta ofrecer a tus invitados entre sus propuestas y para que puedan realizar su elección, un 60% de hebras puras y un 40% de Blends de Té.

En la próxima nota seguiré desarrollando este apasionante tema de la Etiqueta del Té.
Ahora sólo piensa y comienza a pensar con quién compartirás el encuentro.
Prepara tu té preferido y deja volar tu imaginación. ¿ Con quién/quiénes compartirás tu próximo Evento de Té?

 


Claudia G. de Núñez Especialista en Té
Fundadora y Directora de Cre Ar Te